Los productos de oveja merina subrayados en las mejores guías de viaje.

Ya no basta con ofrecer tierra, sol y patrimonio al turista, sino que hay que poner a su disposición los mejores productos textiles y una gastronomía excelente. Buen abrigo y buen comer, que solo se consigue con el cuidado y conservación de una raza como la Merina.

Con este dogma, hemos estado presentes en la edición de FITUR 2020 (Feria Internacional del Turismo), que ha tenido lugar durante los días 22 al 26 de enero en Madrid. Un evento que se presenta como «un foro único para promocionar las marcas, presentar nuevos productos, conocer las últimas tendencias y llenar las agendas de contactos y perspectivas». Con la participación 10.487 empresas de 165 países y 142.642 profesionales, se postula sin duda como una de las ferias más importantes de toda Europa.

Asistimos así, abanderando la Raza Merina, junto al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y a los Paradores de Turismo, para poner en valor la calidad de nuestros productos como principal aliciente para visitar la península. Y como creemos más en los sentidos que en las palabras, ofrecimos una exquisita degustación de productos elaborados con ovejas 100% raza Merina, que estamos seguros de que convenció a muchos asistentes de que nuestro país bien merece dedicarle unas largas vacaciones.

Quedó así patente que España es un lugar atractivo por muchas cuestiones, pero una de las principales es la calidad que ofrecemos en los productos que cuidan y conservan la raza pura. Satisfechos de la labor realizada, sin salir aún por la puerta, ya empezamos a trabajar desde la asociación para ir preparando la edición del próximo año.

Sabemos que el género que llevamos bajo el brazo dice por sí solo todo lo que tiene que decir.