100% merino, 100% natural, 100% español

La Raza Merina
ORIGEN NACIONAL

Raza ovina por excelencia

España es la cuna del Merino, el país donde se originó y desde donde salió a todo el mundo. La raza Merina ha sido en nuestra historia la raza ovina por excelencia. Desde la Edad Media hasta principios del siglo XIX, los reyes de Castilla y León primero, y después los de España, cuidaron y velaron por la conservación y desarrollo de una raza que, al producir la mejor lana del mundo, constituía una importantísima riqueza nacional. Así estaba castigada hasta con la pena de muerte la exportación de animales de la raza Merina.

Gracias a la raza Merina, en España, se llevó cabo, por primera vez en Europa, y por ende en el mundo, la primera selección genética hacia un objetivo concreto: la finura de la lana. En este proceso consiguieron reducir a una cuarta parte el diámetro de la fibra de lana y aumentar sustancialmente el peso del vellón. Todo ello en una raza rústica y resistente, capaz de realizar desplazamientos de 30 km diarios. De esta forma, se había conseguido en nuestro país la primera raza industrial que luego tendría una expansión mundial.

Tan apreciada era la oveja Merina que los primeros rebaños que salieron de España lo hicieron como regalos reales. Así salió el después famoso rebaño de Rambouillet, o el que fue propiedad del elector de Sajonia. En el siglo XIX, la guerra de la independencia primero, y después, a causa del liberalismo económico, dieron lugar a una masiva salida de efectivos de la raza Merina con lo que se pierde la situación de monopolio que España había tenido en la producción de la lana Merina.

ACTUALIDAD

La Raza Merina es España

Dónde se localiza la Raza Merina en España

En la actualidad, a nivel nacional, la raza tiene presencia en muchas de las regiones españolas, aunque los núcleos de mayor concentración se encuentran en las Comunidades Autónomas de Extremadura, Andalucía, las dos Castillas y Aragón.